ES/Prabhupada 0124 - Debemos tomar las palabras del maestro espiritual como nuestra vida y alma

From Vanipedia
Jump to: navigation, search
Go-previous.png Página Anterior - Video 0123
Próxima Página - Video 0125 Go-next.png

Debemos tomar las palabras del maestro espiritual como nuestra vida y alma
- Prabhupāda 0124


His Divine Grace Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Gosvami Prabhupada's Disappearance Day, Lecture -- Los Angeles, December 9, 1968

Así que en su vida fue akhaṇḍa brahmacārī. Bhaktivinoda Ṭhākura tuvo muchos otros hijos, y él era el quinto hijo. Y algunos de sus otro hermano también, no se casaron. Y mi Guru Mahārāja, él también no se casó. Desde la infancia fue brahmacārī estricto, Bhaktisiddhānta Sarasvatī Gosvāmī Mahārāja. Y se sometió a penitencias muy severas para el inicio de este movimiento, el movimiento mundial. Esa era su misión. Bhaktivinoda Ṭhākura quiso hacer esto. Él, en 1896, Bhaktivinoda Ṭhākura quiso introducir este movimiento de conciencia de Kṛṣṇa mediante el envío de este libro, Shree Chaitanya Mahāprabhu, Su Vida y Preceptos. Afortunadamente, ese año fue mi año de nacimiento, y por el arreglo de Kṛṣṇa, nos pusimos en contacto. Nací en una familia diferente, mi Guru Mahārāja nació en una familia diferente. ¿Quién sabía que iría bajo su protección? ¿Quién sabía que iba a venir a los Estados Unidos? ¿Quién sabía que los muchachos de América iban a venir a mí? Estos son todos arreglos de Kṛṣṇa. No podemos entender cómo las cosas suceden.

En 1936... Hoy es nueve de diciembre de 1938 (68). Eso significa que hace treinta y dos años. En Bombay, estaba entonces haciendo algunos negocios. De repente, tal vez en esta fecha, puede ser entre el 9 o 10 de diciembre. En ese momento, Guru Mahārāja estaba un poco indispuesto, y se alojaba en Jagannātha Purī, en la orilla del mar. Así que le escribí una carta, "Mi querido maestro, sus otros discípulos, brahmacārīs, sannyāsīs, te prestan servicio directo. Y yo soy un jefe de familia. No puedo vivir contigo, no te puedo servir muy bien. Así que no lo sé. ¿Cómo puedo servirte?" Simplemente una idea, yo estaba pensando en servirlo, "¿Cómo podía servirlo en serio?" Así que la respuesta fue fechada el 13 de diciembre 1936. En esa carta él escribió, "Mi querido tal y tal, estoy muy contento de recibir tu carta. Creo que deberías tratar de empujar nuestro movimiento en Inglés. "Ese fue su escrito. "Y eso va a ser bueno para ti y para las personas que te ayudarán." "Y yo deseo..." Esa fue su instrucción.

Y luego, en 1936, el 31 de diciembre - eso significa que después de escribir esta carta pasaron quince días antes de su partida - y falleció. Pero tomé muy en serio esa orden de mi maestro espiritual, pero yo no pensé que iba a tener que hacer tal y tal cosa. Yo era en ese momento un jefe de familia. Pero este fue un arreglo de Kṛṣṇa. Si tratamos estrictamente de servir al maestro espiritual, su orden, entonces Kṛṣṇa nos dará todas las facilidades. Ese es el secreto. A pesar de que no había ninguna posibilidad, nunca pensé, pero me lo tomé un poco serio mediante el estudio de un comentario por parte de Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura sobre el Bhagavad-gītā. En el Bhagavad-gītā el verso vyavasāyātmikā-buddhir ekeha kuru-nandana (BG 2.41), en relación con ese verso, Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura da su comentario que debemos tomar las palabras del maestro espiritual como nuestra vida y alma. Deberíamos de tratar de llevar a cabo la instrucción, la instrucción específica del maestro espiritual, muy rígidamente, sin cuidar por nuestro beneficio personal o pérdida. Así que traté un poco en ese espíritu. Así que él me ha dado todas las facilidades para servirlo. Las cosas han llegado a esta etapa, que a esta vejes he llegado a su país, y también están tomando en serio este movimiento, tratando de entenderlo. Tenemos algunos libros ahora. Así que hay un poco de punto de apoyo en este movimiento. Así que en esta ocasión de la partida de mi maestro espiritual, así como estoy tratando de ejecutar su voluntad, de manera similar, Voy a solicitarles también ejecutar la misma orden a través de mi voluntad. Yo soy un hombre viejo, también puedo morir en cualquier momento. Esa es la ley de la naturaleza. Nadie puede impedirlo. Así que no es muy sorprendente, sino mi llamamiento a ustedes en este auspicioso día de la partida de mi Guru Mahārāja, que por lo menos hasta cierto punto hayan entendido la esencia del movimiento de conciencia de Kṛṣṇa. Deberían tratar de impulsarlo. La gente está sufriendo por falta de esta conciencia.